Mapa recorrido

El museo está situado en un edificio de poco más de 1.300 metros cuadrados, a pasos de Plaza Italia.

Una de sus características es la extensa fachada donde “hay un equilibrio entre tradición y modernidad”, según explica su arquitecto Cristián Undurraga. Por lo tanto, en este recorrido la materia es muy significativa. La tradición está representada por el mimbre, en su tejido más básico. Mientras que el hormigón tiene dos lecturas: por una parte evoca la piedra, lo más arcaico; y por otra, representa la modernidad. El vidrio también juega en esas dos dimensiones, pues significa inequívocamente lo moderno, lo contemporáneo, pero en este museo se le incorpora una dimensión artesanal a través de un tejido ancestral.
La arquitectura del edificio también es inclusiva, pues cuenta con rampa de acceso al exterior y al interior del edificio.

Para que la exposición puede ser comprendida por la mayor diversidad de audiencias, el guión museográfico – que fue creado por MUSEAL– fue traducido a los idiomas mapudungun, inglés y francés.

En tanto, en la Sala Educativa -desarrollada junto a CONVERGENCIA – se realizó un trabajo especializado en materia de integración, para permitir su accesibilidad y disponer sus contenidos en lenguaje braille.

Los espacios del museo

Rampa
Al ingresar al museo se descubre una larga rampa, donde la invitación es caminarla con lentitud, para adentrarse en el universo de la artista, a través de su música y del poema “Defensa de Violeta”, escrito por su hermano Nicanor.

Sala Audiovisual
Es un espacio íntimo para adentrarse en la vida y obra de Violeta Parra, a través de valiosos registros audiovisuales y documentales.

Sala Humana
Ubicada en la planta alta del museo, exhibe obras que representan la vinculación de Violeta Parra con las tradiciones populares y el mundo obrero y campesino. Aquí hay piezas que hablan de la importancia de la cueca, de su cercanía con el circo y de sus grandes amistades, entre otros. También está presente su guitarrón, instrumento de origen chileno utilizado preferentemente para la interpretación del Canto a lo Humano y a lo Divino.

Sala Divina
En este espacio se recorre la conexión de Violeta Parra con la religiosidad y el mundo espiritual, siempre desde las costumbres populares chilenas. La imagen de Cristo, la fe, lo celestial y la muerte y sus rituales –como el velorio del angelito- se toman la exhibición, que es complementada con otro instrumento musical de la propia artista: su arpa.

Bosque Sonoro
Instalación a través de la cual los visitantes pueden tener una experiencia sensorial y de acercamiento a la música de la artista, por medio de troncos sonorizados.

Sala Educativa
Concebida especialmente para los estudiantes, este espacio posee una serie de dispositivos interactivos que, a través de música, texturas, aromas o poesía, permiten a sus visitantes comprender de mejor manera el contexto en que se desempeñó la multifacética Violeta Parra. Está pensado para albergar talleres de distintos niveles educacionales, complementando así las visitas guiadas que realiza nuestro equipo de mediación.

Sala Antar
Con capacidad para 100 personas, el auditorio del museo se presenta como un acogedor y moderno lugar destinado a la realización de espectáculos musicales, charlas u otro tipo de actividades. Rodeado de obras de la artista, cuenta con un escenario y tecnología que permite presentaciones con los más altos estándares de calidad. Todo en una ubicación privilegiada en el centro de Santiago e inmerso en un espacio de enorme valor cultural.